Agente Inmobiliario:
6 Tips para Mejorar Tus Ventas ¡Ya!

| Algunos Agentes Deberían Leer la Fábula de la Liebre y la Tortuga.

Estimado agente inmobiliario, ¿serías capaz de teñirte el pelo de verde si con eso vendieras más?

No, no. No trato de hacerme el gracioso y tampoco esta pregunta tiene truco. La pregunta es clara y directa ¿estarías dispuesto o dispuesta; si o no? Las respuestas tipo: “eso depende” aquí no valen.

Si tu respuesta es SÍ, entonces tienes la actitud y compromiso adecuados para digerir el contenido de este artículo, que no va precisamente de las típicas técnicas de venta y mucho menos de nuevas fórmulas para vender rápido.

¿Con que estás dispuesto o dispuesta a teñirte el pelo de verde? Je, je; veamos si es verdad, porque lo que te voy a contar no es justamente que te tiñas el pelo, pero si algo que es tan incómodo como salir a la calle pareciendo una lechuga.

Primera realidad: “Para un agente inmobiliario profesional los procesos, los protocolos, la programación y la organización personal son más importantes que dominar las técnicas de venta inmobiliaria”.

Para un agente inmobiliario tener una hoja de ruta clara es más importante que dominar el marketing online.

Al agente inmobiliario que se establece unos objetivos claros semanales y mensuales, que sabe lo que tiene que hacer y sabe cómo hacerlo es el que cierra ventas cada mes.

No te equivoques. En este sector no se trata de trabajar duro, se trata de trabajar de forma inteligente para crear un negocio inmobiliario rentable, con ingresos predecibles y escalable.

Segunda Realidad: Como agente inmobiliario o tienes un negocio o tienes un trabajo independiente que te permite hacer lo que quieres y generar unos beneficios que te permiten, pues eso, poner los garbanzos encima de la mesa cada mes.

Para tener un trabajo así, donde no reportas a nadie solo se necesitan agallas y a veces trabajo duro.

Para tener un negocio inmobiliario se necesita tener las ideas claras, contar con un plan, formarse adecuadamente y comprometerse consigo mismo.

¡Ah! y teñirse el pelo de verde!
Veamos de qué trata esto de cambiar de peinado.

| Tip #1.- Agente Inmobiliario: Ten un Plan Hasta para ir al Baño.

Un agente inmobiliario exitoso trabaja 24 horas al día de lunes a domingo porque está enamorado/a de esta profesión y sabe cómo conjugar su vida social y familiar con su trabajo.

Estar trabajando 24 horas no significa estar en la oficina mucho tiempo, o estar mostrando inmuebles todos los días.

Significa que piensa en su trabajo cada día, progresa en algo cada día, disfruta de un acomodado nivel de vida y sabe lo que tiene que hacer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo. Su trabajo es parte de su vida. Una vida que disfruta. Y es satisfactoria.

¿Cómo lo consigue? Planificando, organizando y programando su trabajo diario, semanal y mensual para alcanzar los objetivos que se ha propuesto. De forma relajada y tranquila. Haciendo lo que tiene que hacer, cuando tiene que hacerlo.

Cada agente inmobiliario con sus acciones cotidianas, labra su propio futuro e influye, en mayor o menor medida, en el de todos los que le rodean. El futuro de cada uno está marcado por el modo en que invierte su tiempo.

Cada acto tiene una repercusión, mayor o menor en lo que va a ocurrir. Tu futuro es algo que tú inventas e inventamos todos a diario. Está bien eso de creer en el destino; pero también cree en la organización personal, por si acaso…

Naturalmente hay influencias externas que inciden en que uno invierta el tiempo mejor o peor. Sin embargo, cuando uno está bien organizado se pierde poco el tiempo.

Alcanza los objetivos que te propones y te sentirás satisfecho y motivado. Te sentirás feliz. Lo que conducirá a nuevos retos, nuevos objetivos, más ventas y a continuar siendo feliz.

Sé consciente de la enorme importancia que tiene el uso eficaz del tiempo para alcanzar el verdadero éxito como agente inmobiliario.

¿Con cuántos potenciales clientes has hablado hoy? ¿Con cuantos vas a hablar mañana? ¿Tienes implementado un sistema que te genere leads cada semana?¡

Cuando te levantas por la mañana, ¿te sientes con ánimo? ¿Sabes lo que vas a hacer durante cada parte del día?

Si pierdes 1 hora por la mañana, estarás buscándola todo el día. Utiliza mal tu tiempo y te sentirás insatisfecho e incluso culpable. No permitas que esto te ocurra, planifica tus tareas y ¡manos a la obra!

Si crees que no estás rentabilizando tu tiempo no pasa nada y no te sientas culpable. Ponte manos a la obra e invierte el día de hoy solo en crear tu plan, en organizarte para los próximos 30 días y hacer una programación semanal. Relájate y tómate todo el día, haz introspección y termina poniéndolo todo por escrito.

Olvídate de clientes, del WhatsApp, del teléfono, de tus redes sociales y concéntrate de una p*** vez en crear tu plan. En crear tu brillante futuro.

Ese será un primer día excelentemente bien invertido.

|Tip #2.- Agente Inmobiliario: Tu Objetivo no es solo Vender Inmuebles.

Un error grave y que echa a perder tus planes es establecer los objetivos profesionales de forma incorrecta. Alcanzarás tus objetivos de ventas mensuales si antes alcanzas otros objetivos que son necesarios para llegar al objetivo final.

La programación semanal es la que te va a decir cuales son estos objetivos, te va a mantener con el enfoque correcto. Inyéctale un poco de disciplina y comprobarás como todo va bien.

¿Qué necesita un agente inmobiliario para cerrar 1 venta?

Pues necesita alcanzar antes algunos objetivos:

✅ 1.- Objetivo de visitas. ¿Cuántas visitas necesitas hacer a un inmueble para venderlo? ¿Cómo podrías reducir ese número de visitas?

✅ 2.- Objetivo de contactos. ¿Cuántos contactos necesitarías para conseguir 1 visita a un inmueble? ¿Cómo podrías reducir ese número de visitas?

✅ 3.- Objetivo de visualizaciones. ¿Cuántas personas deben ver tu publicidad para que se genere 1 contacto, ya sea una llamada, un email o un mensaje de WhatsApp o Messenger?

✅ 4.- Objetivo de alcance. ¿A cuanto público debes hacer llegar tu publicidad para que un porcentaje lo vea?

Además, tienes otros objetivos que debes alcanzar antes de los 4 anteriores:

✅ 1.- ¿Qué debo aprender para seleccionar los medios adecuados para conseguir el objetivo de visualizaciones que necesito a un costo que te puedas permitir?

✅ 2.- ¿Qué recursos debo asignar para aprender en el menor tiempo posible, (la formación siempre lleva tiempo cuando se aprende bien), lo que necesito aprender?

✅ 3.- ¿Qué clase de inmuebles debo captar para que me sea rentable invertir tiempo y dinero en promocionarlos?

✅ 4.- ¿Cuántos inmuebles debo captar mensualmente?

✅ 5.- Que debo hacer en mi trabajo diario para que las tareas diarias y los imprevistos no me abrumen?

La respuesta a cada una de las preguntas anteriores requiere de establecer una acción que conlleva un objetivo a alcanzar en un tiempo determinado.

Toda tarea que necesites llevar a cabo debe tener un objetivo claro y medible y también estar en consonancia con el objetivo final: vender 1 inmueble dentro de un periodo máximo d e30 días.

Establecer los objetivos adecuados no es fácil; como tampoco lo es planificarse bien, organizarse, (asignar los recursos necesarios), y habituarse a trabajar con una programación semanal.

Ten en cuenta que uno de tus objetivos debe ser el siguiente: década 10 solicitudes de información, 3 se convierten en visitas al inmueble de clientes altamente cualificados y de esas visitas debes obtener 1 venta. Así es como lo establecen mis alumnos y les funciona: Siguen la regla del 10 – 3 – 1.

Eso de mostrar el inmueble al primero que contacta no funciona. Para conseguir 10 contactos de clientes potenciales cualificados necesitas hacer buena publicidad online.

Otro objetivo que debes marcarte es invertir la mayoría de tu tiempo, alrededor del 60% de tu jornada laboral hablando con clientes o llevando a cabo alguna actividad destinada a ello. El resto es para trabajo administrativo y resolver problemas imprevistos.

Y otros 2 objetivos que debes establecer para tener un negocio inmobiliario rentable y escalable es:

✅ 1.- ir creando poco a poco un flujo continuo de solicitudes de información o contactos cada semana, idealmente cada día.

✅ 2.- Crear un programa de referencias que te genere al menos el 20% de tus contactos, para pasar al40% los 6 meses siguientes y luego al 70% en los 6 meses siguientes.

| Tip #3.- Agente Inmobiliario: Establece objetivos Alcanzables.

Establecer objetivos alcanzables significa establecerlos en base a unos datos en concreto. Estos datos te los proporciona el análisis de tu mercado.

La situación del mercado te dirá, después de analizarlo, si es posible vender un número determinado de inmuebles al mes o a la semana. Según el tipo de inmueble que vendas sabrás cómo funciona la demanda para ese inmueble en el mercado y cómo compra el cliente potencial.

Cuando sepas la demanda que hay en el mercado podrás establecer unos objetivos de venta adecuados y dividirlos por meses.

El análisis de mercado que debes hacer es:

✅ 1.- Delimitar Geográficamente tu Zona de Actuación. Tomar nota de todos los barrios, municipios o ciudades donde trabajas y saber qué tipo de inmueble hay en la zona que has elegido.

✅ 2.- Estudio de la Población de tu Zona. Tomar nota de los residentes en tu zona por edad, genero, nivel socio económico y nivel cultural. Conocer los datos de los visitantes a tu zona por procedencia y tiempo de estancia y conocer los datos de turistas que visitan tu zona por procedencia y tiempo de estancia, (si estas en una zona turística).

✅ 3.- Análisis Inmobiliario de tu Zona. Necesitas conocer el nº. de inmuebles residenciales, comerciales e industriales en tu zona por tipología. Otro dato que necesitas conocer son los precios de mercado inmobiliario en tu zona según barrios o distritos.

✅ 4.- Competencia Inmobiliaria en tu Zona. Necesitas conocer cuantas agencias, promotoras y agentes inmobiliarios trabajan en tu zona.

Con los datos anteriores, podrás establecer unos objetivos reales de captación de propiedades al mes, ventas al mes, ingresos al mes y presupuesto de inversión promocional al mes.

Establecer objetivos no es nada fácil y no debe hacerse con tanta ligereza como regularmente lo llevan a cabo algunos agentes inmobiliarios. Establecer los objetivos inadecuados es perseguir unos objetivos inalcanzables por mucho tiempo. Esta situación es la mayor causa de abandonos, frustraciones, conflictos y mal servicio al cliente en el sector inmobiliario.

Con unos objetivos claros y definidos, te motivarás, teniendo un propósito claro y definido. De esta forma tu trabajo adquiere un sentido diferente.

Los objetivos te darán fuerza y enfoque. Son la mejor medicina contra la improductividad, la demora, el “lo dejaré para mañana. Tener objetivos reales y alcanzables es uno de los ingredientes indispensables para mantener tu entusiasmo.

No se trata de establecer objetivos; sino de acordar los adecuados. Ya lo dice la Ley de la Expectación:

“Cuando crees que algo va a ocurrir, y sientes de verdad que va a ocurrir, tu actitud estará dictada por tu subconsciente y tu actitud influenciará en que ocurra lo que esperabas aunque tu no lo quieras.”

Establecer objetivos correctos y saber cómo alcanzarlos es el motivo principal por el que unas empresas y/o directivos tienen éxito y otros no.

| Tip #4.- Agente Inmobiliario: Programa tu Semana.

Programa todo lo que necesitas hacer para alcanzar tus objetivos que te conducirá al objetivo final de cerrar ventas.

Debes establecer un programa semanal en base a tu forma de trabajar y que sea flexible. Divídelo en apartados: sitio web, blog, visitas, Facebook, … e incluye en cada apartado lo que debes hacer esa semana dentro de ese apartado.

Con los objetivos de ventas bien definidos planifica tus actividades en un segmento de tiempo que no sea superior a 7 días.

Un día a la semana, (en mi caso personal cada sábado), dedicar unos 30 -45 minutos a planificar la semana siguiente.

Se planifica con los objetivos en mente, separando las actividades urgentes, (aquellas que son más importantes para otros que para uno mismo), de las actividades importantes, (aquellas que nos llevan directamente a conseguir nuestros objetivos).

El agente inmobiliario trabaja con prioridades. Saber elegir las prioridades es lo que le hará tener una semana productiva.

Evita perder el tiempo en actividades que generan papeleo, reuniones largas donde se habla mucho y se decide poco; en hacer llamadas de teléfono improductivas o atender como primera prioridad en la oficina los emails que han entrado.

Primero los clientes que conoces y luego los nuevos clientes. Esta es la prioridad. El costo de perder un cliente conocido es superior a conseguir 10 clientes nuevos en tiempo, trabajo y dinero. Es un error tratar a todos los clientes de la misma manera, invirtiendo el mismo tiempo y el mismo esfuerzo. Hay que clasificar a los clientes.

No puede pasar un día en que no tengas contacto son clientes potenciales. Hablar con potenciales clientes, (conocidos y nuevos), diariamente, mantiene alto el espíritu, el entusiasmo y el sentido del propósito. Planifica las llamadas semanales con antelación.

Planifica por bloques diarios. No todas las actividades pueden hacerse a la misma hora y el mismo día. Realiza ciertas actividades en la parte del día que sea más apropiado para ti, pensando siempre en lo importante y luego en lo urgente.

La mayoría de las reuniones con potenciales clientes pueden ser concertadas para una fecha y hora que se ajuste al horario de trabajo del agente. Aunque no siempre se puede, te sorprenderá de cómo reaccionan los clientes cuando tu no está disponible a cualquier hora para atender sus necesidades.

Por otra parte, en el sector inmobiliario es natural que sean las tardes y los sábados, (incluso los domingos), el horario y día habitual para mostrar un inmueble. Las mañanas generalmente se utilizan para hacer postventa, concertar citas, atender el teléfono o realizar labores administrativas.

Planifica con sentido común. La planificación personal da tus frutos sólo cuando se lleva a cabo. Todos tenemos la experiencia de invertir tiempo en planificar para luego no hacer ni la mitad de lo planificado.

Concentrarse en lo que realmente es importante es la clave y en tu caso lo importante es estar en contacto el mayor tiempo posible con clientes conocidos y nuevos. El resto son temas poco o muy urgentes.

| Tip #5.- Agente Inmobiliario: Conoce a tus enemigos, incluido usted mismo.

¿Por qué encontramos tan difícil utilizar el tiempo con eficacia? Porque la educación que nos han dado no resulta de mucha utilidad en lo que se refiere al uso del tiempo.

Influye, por supuesto; unas veces para bien y otras, (las más frecuentes), para mal. Ni siquiera es evidente que un mismo mensaje educativo produzca los mismos efectos en personas distintas.

Pero es importante echar una ojeada a nuestra educación por dos razones:

Primero para conocer mejor nuestros propios impulsos, nuestros propios hábitos. Nuestras acciones siempre tienen un por qué; aunque no sean evidentes a primera vista. Segundo, es la conveniencia de conocer a los demás para poder anticipar tus reacciones; o al menos entenderlas.

En el uso eficaz del tiempo, nosotros mismos somos nuestro principal enemigo.

Tenemos la sensación de que nuestros actos, especialmente en el ámbito del trabajo, están guiados por una determinada lógica, por razones de tipos objetivos y perfectamente explicables.

Pero ya sabemos que la mayor parte de las veces, los móviles profundos de lo que hacemos son impulsos de carácter intuitivo o emotivo, (a veces incluso inconsciente) que, eso si nos apresuramos a justificar bajo la coartada de argumentos de una apariencia lógica impecable.

Lo emotivo gobierna nuestras acciones y según los expertos es precisamente el filtro a través del que nos entra toda la información. El uso de nuestro tiempo responde, en buena parte a pautas de tipo emotivo, más que ha decisiones conscientes.

Algunos de nosotros podemos ser más efectivos en el uso del tiempo que otros, debido a las experiencias que hemos tenido en nuestra infancia y al resultado que hemos obtenido con ellos.

Por ejemplo, se es perfeccionista, (invertir demasiado tiempo en algo), más por razones emotivas que por razones de personalidad; se tiende a preferir complacer a los demás, (o a no ofenderlos), más por razones de educación y cariño que por propia personalidad. Una persona tiene a trabajar “duro” cuando desde la infancia se le inculca que el esfuerzo lo consigue todo.

Podríamos citar innumerables casos de actitudes que influyen en el uso ineficaz del tiempo.

No es fácil liberarnos de parte de nuestra educación y de nuestros hábitos; sin embargo, liberarnos de estas actitudes es la única vía que tenemos para poder utilizar nuestro tiempo con una eficacia mucho mayor.

Analiza porque te comportas como lo haces con respecto al uso de tu tiempo. Te será más fácil cambiar tus hábitos y adaptarte a las reglas de organización, planificación y programación que nos necesarias para alcanzar los objetivos que te has propuesto.

Los demás también influyen en que no hagamos un uso eficaz de nuestro tiempo. Los ladrones de nuestro tiempo son múltiples y vienen siempre dirigidos por las acciones de otras personas, que como usted y como yo, damos más importancia a nuestro tiempo que al de los demás.

Te has organizado y programado para la jornada laboral. Tienes establecidas tus prioridades y estás dispuesto a cambiar tu programa sólo en el caso que el nuevo plan sea mejor que el anterior para alcanzar tu objetivo. Sin embargo, aparecerán los ladrones del tiempo, es decir, todo aquello que te lo roba y que disminuye tu eficacia.

Es muy probable que estos ladrones de tu tiempo sean conocidos por haber asaltado antes a mucha otra gente, en muchos otros sitios.

Veamos cuáles son estos ladrones “ya fichados” por todos nosotros:

❌ Interrupciones, (visitas inoportunas y teléfono)
❌ Reuniones
❌ Papeleo e informes
❌ Despacho atestado
❌ Las crisis e incendios, (abandonar cualquier cosa para resolver una urgencia)
❌ Cambios de prioridades, (viene del jefe)
❌ No saber decir que NO
❌ Falta de objetivos a largo plazo
❌ Mala planificación
❌ Dejar las cosas para luego
❌ Dejar las cosas a medias
❌ Organización deficiente
❌ Esperas
❌ Cotilleos.

Sería presuntuoso de mi parte decirte como luchar contra estos ladrones de tu tiempo. Sólo tú sabes cómo salir ileso de un asalto de ladrones de tiempo. Organiza tu tiempo, programa tus actividades y seguro que sabrás luchar y ganarle la partida a la mayoría de los ladrones, la mayoría de las veces.

| Tip #6.- Agente Inmobiliario: Tu tiempo no es cuestión de reloj, sino de brújula.

No vivas siendo esclavo de tu reloj, ten a vista una brújula. Debes dar prioridad a aquellas tareas que te permitan alcanzar los objetivos que te has marcado y de dedicarles el tiempo adecuado y no más.

Un agente inmobiliario normal es muy probable que dedique menos de un tercio de su jornada a asuntos realmente importantes. El resto se lo llevan múltiples actividades que no tienen demasiada relevancia de cara a lo que realmente le interesa.

Para establecer la magnitud del problema de gestión del tiempo en este sector, veamos algunas cifras que nos ilustran como la mayoría de los equipos comerciales desarrollan tu trabajo.

Los asuntos que realmente importan al agente inmobiliario, (siempre en función exclusiva del criterio de cada cual), no suelen ocupar mucho más allá del 30% de la jornada.

Las tareas que parecen poco importantes y que podrías olvidar sin que pasara absolutamente nada, suelen ocupar como mínimo un 10% y en ocasiones pueden alcanzar un 50% de tu jornada.

Las actividades que pueden considerarse una auténtica crisis porque son urgentes a la vez que importantes y surgen sobre la marcha, a lo largo de la jornada, te ocuparán alrededor de un 15% de ella.

La parte que cabría considerar “de libre elección”, es decir, los asuntos que abordas por decisión propia, (tareas activas), y no reaccionando a propuestas de otros, (tareas reactivas), no suele alcanzar más del 30% de tu tiempo.

Agente inmobiliario, agente inmobiliario tips, agente inmobiliario exitoso, agente de bienes raíces, agente de finca raíz, corredor inmobiliario, martillero público

El 80% de los resultados que consigue un agente inmobiliario normal precede de actividades desarrolladas en sólo un 20% de tus tiempos. El 20% de los resultados restantes los consigue invirtiendo el 80% de tus tiempos. Esta relación de causa y efecto es lo que se llama Ley de Pareto 80/20.

El tiempo que ocupan los imprevistos puede variar de modo importante en la labor que realiza un agente inmobiliario. Dependerá de tu organización personal que esa cantidad de imprevistos no sea excesiva, porque tu productividad estará en función del tiempo que le dediques a los temas que son realmente importantes; (por lo general estar en contacto con los clientes).

Es muy normal que en el área comercial de las empresas inmobiliarias el 50% del tiempo del tiempo de los agentes inmobiliarios se invierta de forma compulsiva; es decir, por impulsos momentáneos y no como consecuencia de una decisión reflexiva.

Por este y otros motivos, un 45% de la jornada, aproximadamente, lo dedican los agentes inmobiliarios a asuntos que no han sabido evitar; pero que acabarán haciéndoles sentir la frustrante sensación de haber perdido el tiempo.

¿Cómo puedes aprovechar mejor tu tiempo como agente inmobiliario?

Aparte de saber organizarse, saber establecer unos objetivos claros y reconocer tus prioridades; habilidades que necesita cualquier profesional para alcanzar el éxito, en el sector inmobiliario es imprescindible que además tengas muy claro que la mejor forma de vender es sin vender; es decir ayudando a comprar. Asesorando a tus clientes y publicando regularmente contenido de valor.

Por un lado, venderás más rápido y esto le dará una sensación de haber aprovechado mejor tu tiempo, a pesar de haber invertido parte de el en tareas que no son productivas.

Y por el otro lado, experimentarás la satisfacción de haber realizado una tarea de forma profesional.

Seguir la brújula significa en realidad, no apartarse del camino, de hacer lo que tienes que hacer para finalizar una venta con éxito. No inviertas tu tiempo en seguir una forma de ventas que en el pasado no te ha generado beneficios con suficiente rapidez.

Cuando asesoro a una empresa promotora o agencia inmobiliaria, mi primer objetivo, mi primera necesidad, es inculcar a los comerciales un cambio de actitud con respecto al tiempo. A cómo utilizar las 8 horas de trabajo de forma eficiente.

Casi siempre mi trabajo comienza por organizar el departamento comercial e introducir una forma de trabajar donde el espíritu libre no tiene cabida y donde es imprescindible cambiar ciertas actitudes y hábitos de los agentes inmobiliarios.

Al principio es incómodo y me encuentro con alguna reticencia, pero al final los hechos demuestran a todos que para vender inmuebles con eficacia se necesita actuar dentro de unos parámetros y de un método.

La realidad es que cualquier agente inmobiliario que esté comprometido con los objetivos, (visitas, contactos… y al final ventas), se ve obligado a desarrollar ciertos hábitos en relación al uso de tu tiempo.

La continua presión de tu trabajo le obliga a ello.

No es lo mismo estar pendiente de la brújula cuando el agente inmobiliario trabaja sólo, a estar pendiente de la brújula cuando se trabaja en equipo. Cuando se trabaja en equipo existe toda una organización detrás que apoya estructuralmente al agente a realizar tu trabajo.

Compartir una misma brújula es un trabajo en equipo, por eso se hace imprescindible tener las responsabilidades y los objetivos de cada persona que integra el departamento de ventas bien claras y organizadas.

El uso eficaz del tiempo personal de cada agente debe ser establecido y supervisado por la empresa. De nada sirve que algunos agentes sean eficaces y otros no. Lo será para el agente organizado; pero no para la empresa en su conjunto. Un agente consciente de su tiempo y que se esfuerza por aprovecharlo al máximo, nunca podrá trabajar bien con otros agentes que prefieren el espíritu libre y donde lo que importa son solo las ventas.

Ten en cuenta este detalle, ser un agente inmobiliario profesional y de éxito no significa vender muchos inmuebles hoy; también hay que vender inmuebles mañana; y gran parte de esas futuras ventas se generan con referencias.

Los agentes inmobiliarios que le dan más importancia al fin, (conseguir la venta), que a los medios, (cómo hacer la venta), solo son productivos, (para sí mismos), por un corto espacio de tiempo e ineficaces para la empresa a corto plazo.

Una agencia inmobiliaria que busca el éxito y aumentar tu cuota de mercado, debe de buscar otra clase de agente menos agresivo, más humano y más inteligente.

Este debería ser tu decálogo del uso del tiempo.

⏳ 1.- Decida a donde quiere ir, (= tus objetivos)
⏳ 2.- Planifica tus actividades para alcanzar tus objetivos
⏳ 3.- Asigna a cada actividad sólo el tiempo justo.
⏳ 4.- Comienza por lo más importante.
⏳ 5.- Sigue tu programa, (salvo que te surja algo más importante)
⏳ 6.- Hazlo YA; no lo dejes para luego.
⏳ 7.- Concéntrate en un solo asunto.
⏳ 8.- Acaba lo que empezaste.
⏳ 9.- Haz el mejor uso de cada hora que tienes.
⏳ 10.- Tómate tiempo para ti mismo, mejora tus habilidades, incrementa tus conocimientos, disfruta de tu trabajo… y vive.

Agente Inmobiliario: Sólo TÚ puedes conseguir: Fama, Dinero y Gloria.

Sé paciente contigo mismo. Cambiar de hábitos no es fácil. Adquirir nuevos conocimientos, cambiar hábitos y adquirir nuevas habilidades lleva tiempo, disciplina y un uso eficaz de tu tiempo. Tómate tu tiempo, aplica lo aprendido y más pronto que tarde cosecharás los resultados que buscas.

Sólo tú puedes hacerlo.

Con este artículo he procurado servir de guía para que no cometas ciertos errores y aprendas con este artículo lo que otros agentes inmobiliarios, aprendieron en varios años o meses de trabajo improductivo.

No hay soluciones mágicas para alcanzar el éxito.

A veces recibo solicitudes de ayuda que en realidad buscan recetas que resuelvan determinados problemas. Resulta frustrante decirlo, pero no existen soluciones mágicas; los resultados no preceden al conocimiento al trabajo inteligente y al establecimiento de procesos; son, más bien tu consecuencia.

Cuando se domina la teoría, las recetas aparecen solas, en abundancia y con enorme riqueza. Cada agente inmobiliario acabará generando las tuyas sin ningún esfuerzo. O adaptando las ajenas a tu caso particular.

Como Kurt Lewin comento en tu día, “No hay nada tan práctico como una buena teoría“. Teoría y práctica deben funcionar como las dos hojas de unas tijeras. Necesitan apoyarse la una en la otra. Juntas alcanzarán la máxima eficacia; separadas pueden pinchar, pero no cortan.

Para tener éxito es preciso, en primer lugar, apoyarse en una actitud de interés en mejorar como profesional, en querer aprender neuroventa inmobiliaria y marketing inmobiliario online.

Luego viene la puesta en práctica de lo aprendido ejercicio práctico de lo aprendido, para adquirir la nueva habilidad y de ahí a aplicarla cada vez con menos esfuerzo y obteniendo un mejor resultado.

Cada fase debe apoyarse en las anteriores. Y cada una de ellas tiene, por supuesto, menos practicantes que las precedentes, porque se producen bajas en el camino. Estas bajas son la de agentes inmobiliarios que no tiene el suficiente compromiso consigo mismos y la actitud adecuada.

¿Has aprendido algo con este articulo? ¿Crees que el uso del tiempo es uno de los grandes problemas del agente inmobiliario? Tu opinión nos importa, deja un comentario. Gracias.

 

¿Te gustó este Artículo? Compartelo en tus Redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

2 comentarios en «Agente Inmobiliario:<br> 6 Tips para Mejorar Tus Ventas ¡Ya!»

Deja un comentario