“El Agente que Soñó
con Ser Personal
Shopper Inmobiliario”

| Los Inmobiliarios No Deberían Cruzar Puentes Hasta que Lleguen a Ellos.

Y Pepe pensó después de leer el artículo en el periódico: “Esto de ser personal shopper inmobiliario puede ser un buen complemento para mi negocio. Hasta mi nombre sonaría mejor: Pepe Personal Shopper Inmobiliario y Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Necesito unas tarjetas de visita ¡ya!”

Pobre Pepe. Pagó €125 euros en unas tarjetas chulísimas, le dijo a todo el mudo que de ahora en adelante iba a enfocar su negocio desde el punto de vista del personal shopper inmobiliario, se gastó un montón de plata en publicidad en Facebook, en 2 portales inmobiliarios en España, publicó su nuevo servicio en 1 portal internacional en inglés y esperó a que el teléfono echara humo.

Cinco meses después Pepe está desconcertado y no sabe qué coño ha pasado que no lo ha llamado ni Cristo.

La historia de Pepe es más habitual, (y triste) de lo que te supones. Muchos agentes inmobiliarios envidian la posición que se han ganado muchos personal shoppers inmobiliarios y queriendo emularlos, se han lanzado a la piscina sin darse cuenta que la piscina sólo contenía 2 palmos de agua.

Pepe, nuestro héroe, leyó un artículo en un periódico y sólo se centró en los €10.000 euros mínimos que cobraba un personal shopper inmobiliario por encontrar una casa a una persona con más dinero que tiempo.  El resto del artículo y otra información online la leyó sin sentido crítico y pensó que no podría dejar pasar esta nueva moda de los ricos.

| El Personal Shopper Inmobiliario. Una Profesión; No una Actividad.

Pepe, nuestro héroe, forma parte de ese grupo de agentes inmobiliarios que piensan que vender casas o apartamentos es pura intermediación. Venden de vez en cuando algún inmueble, se han acostumbrado a vivir con la soga al cuello, (creen que vender 1-2 inmuebles al mes, todos los meses es un mito), y cuando la soga aprieta siempre piensan que la solución está en reinventarse a sí mismos ofreciendo un servicio adicional.

En este caso un servicio de personal shopper inmobiliario y agente de la propiedad inmobiliaria al mismo tiempo ¡Échale narices!

El problema de Pepe, nuestro héroe, y de muchos como él es que no entienden los conceptos básicos de la compraventa de propiedades. Sin formación adecuada, con un sitio web bien diseñado, pero que no atrae clientes; publicando aquí y allá en los portales inmobiliarios, (y ahora también en Facebook), y con ciertas dotes de negociación quieren vender inmuebles como caramelos en la puerta de un colegio.

Para convertirse en un personal shopper inmobiliario se necesita formación, planificación estrategia y sobre todo entender la diferencia entre  “ayudar a comprar” y vender para poder trasladarlo al servicio que se va a ofrecer.

Los honorarios de un personal shopper inmobiliarios parecen altos, pero los que no comprenden este trabajo no consideran el tiempo y trabajo requerido por parte de varias personas, (asesor jurídico, arquitecto, asesor fiscal…),  para encontrarle a un cliente precisamente lo que quiere. Y añádale a esto la inversión en estrategia promocional online para llegar al público que necesita este tipo de servicio.

“Adquirir las competencias necesarias para convertirse en un personal shopper inmobiliario no es fácil. Para empezar, se necesita un profundo conocimiento del mercado inmobiliario en tu zona, saber negociar precios con propietarios; saber verificar la situación legal y técnica de una propiedad, tener contactos hasta en el infierno y saber dar un servicio rápido y profesional”.

| El Personal Shopper Inmobiliario y sus Clientes.

Esto del personal shopper inmobiliario parece fácil en el papel, pero como Pepe ha descubierto, se las trae.  No se puede estar en misa y repicando las campanas. O bien eres agente inmobiliario o eres un personal shopper inmobiliario. Si llegar a convertirse un agente inmobiliario profesional ya lleva tiempo y trabajo, imagina lo que supone convertirse en un personal shopper inmobiliario.

Supongo que estás leyendo mi blog, porque eres agente inmobiliario; por tanto, piénsatelo 2 veces antes de decidirte a incursionar en esta área del sector inmobiliario.

Sé que es tentador; incluso seductor, pero sólo tendrás éxito si eres un agente con experiencia en tu mercado, con buenos conocimientos de negociación, con conocimientos de gestión de empresas, con habilidades de comunicación, (lo más necesario y difícil), dominas el marketing online y cuentas con cierto capital para empezar.

No te lo voy a poner bonito, porque no lo es. Para convertirse en un personal shopper inmobiliario, en un asesor que trabaja exclusivamente para el comprador, guiándole durante todo el proceso de búsqueda y compra de cualquier activo inmobiliario, defendiendo sus intereses en todo momento y haciéndose cargo de la negociación, se necesita contar con un buen equipo de trabajo.

Esto no es una actividad que puedas llevar a cabo como Pepe lo soñó en su momento. Esto es una profesión. ¡Pobre Pepe!

Hay 4 tipos de clientes muy diferenciados que buscan o necesitan los servicios del Personal Shopper Inmobiliario. Los primeros son los extranjeros con cierto capital que buscan uno o varios inmuebles para su propio disfrute en un país que no conocen bien o que incluso en el que no se habla su idioma.

Esta clase de público es exigente a la hora de comprar una segunda vivienda, quieren que les “lleven de la mano” por un mercado que desconocen, buscan lujo y están dispuestos a pagar por el servicio.  Saben que es una inversión.

En segundo lugar, están los profesionales, sin tiempo que perder que delegan o que solicitan el servicio del personal shopper inmobiliario para que sea sus ojos y su cerebro en la búsqueda, en la negociación y en la comprobación del inmueble, para que ellos no pierdan el poco tiempo del que disponen. Estos también saben que el servicio es una inversión, sobre todo en tiempo.

En tercer lugar están las empresas nacionales o extranjeras en fase de expansión que buscan locales, oficinas, naves industriales, inmuebles en producción o parcelas de terreno. Estas empresas reconocen que es mejor dejar este tipo de trabajo a un experto a que le consuma tiempo, esfuerzo a uno de sus ejecutivos y dinero a la empresa.

Porque además, (y aquí es donde me doy cuenta que un mínimo de €10.000 euros por este servicio es pecata minuta), el personal shopper inmobiliario puede ahorrarte dinero en la compra al negociar un precio justo para ambas partes, al conseguir financiación hipotecaria, al ahorrarte en fiscalidad, (sí, te asesoran en como pagar menos impuestos al comprar un inmueble),  o al evitar que tu inmueble tenga vicios ocultos que luego te cuesten caros.

En cuarto y último lugar tenemos al cliente de clase media, inteligente, con cierta capacidad económica y nivel cultural medio alto, alto, que prefiere contactar con un asesor para que le ayude a tomar una de las mayores decisiones de su vida: comprar una casa que pueda convertir en un verdadero hogar. Este tipo de cliente tiene muy presente que está haciendo una inversión rentable poniéndose en manos de un profesional.

La demanda de este servicio personalizado está creciendo como así me lo ha comentado y demostrado Jordi Clotet, Director General de Nexitum. www.nexitum.com

| Cómo es un Personal Shopper Inmobiliario Profesional.

Jordi es un personal shopper inmobiliario como la copa de un pino. Este tipo sabe latín. Así lo demostró en el Seminario Millonario al que asistí  la pasada semana y como seguro lo demuestra a sus clientes cada día.

Tenía ganas de conocer a un buen personal shopper inmobiliario para hacerle algunas preguntas de esas que tienen truco; pero con Jordi el tiro me salió por la culata y me alegro. Yo creía saber bastante sobre esta nueva moda de personal shopper inmobiliario que ha llegado a España, a México y a otros países hispanos, para darme cuenta, gracias a Jordi, que tenía mucho que aprender.

Me llevé conmigo algunas perlas escuchando a Jordi explicar qué es un personal shopper en realidad; de qué clase de madera debe estar hecho; por qué y cómo hay que remangarse las mangas de la camisa para tener éxito en esta profesión… ¡Oh! Si Pepe, nuestro héroe, hubiera asistido a su conferencia, seguro que le da mal de estómago. 

Esto de ser personal shopper inmobiliario no es para todo el mundo y menos aún soplar y hacer botellas como algunos agentes inmobiliarios piensan.

Ojalá todos los agentes inmobiliarios tuvieran algo de personal shopper inmobiliario cuando tratan con sus clientes y con los propietarios. Saber defender los intereses de ambas partes por igual al mismo tiempo en una compraventa inmobiliaria no es tan fácil como se cree y  no debería llevarse con tanta ligereza como tristemente se lleva a cabo.

Por esta razón, un personal shopper inmobiliario se empieza a formar siendo agente inmobiliario primero y convirtiéndose más tarde en un verdadero profesional que consigue la mayoría de sus propiedades y clientes a través de los propietarios y clientes a los que ha conocido y ayudado.

Esta es la prueba de fuego: un agente inmobiliario que consigue la mayor parte de sus propiedades y clientes a través de referencias, (invirtiendo muy poco en publicidad), está preparado para dar el salto y convertirse en un personal shopper inmobiliario.

Así me lo ha demostrado Jordi.

¡Qué pena que Pepe, nuestro héroe, no conoció a Jordi antes de leer ese artículo. Se hubiera ahorrado los €125 euros de las tarjeras, no se sabe cuánto en publicidad  y se hubiera ahorrado la decepción de no recibir ni una p**a llamada.

Espero amigo lector/a que tengas más visión que Pepe y no pretendas convertirte mañana mismo en un personal shopper inmobiliario. Antes gánate los galones como agente inmobiliario, diferénciate de tu competencia, céntrate en dar el mejor servicio que puedas dar; fórmate continuamente en técnicas de marketing inmobiliario online, mejora tus técnicas de negociación y sobre todo mejora tus habilidades de comunicación, para que el 70% de tus clientes provengan de referencias.

Y cuando te enteres de que Jordi Clotet de Nexitum imparte una conferencia, procura asistir, porque te lo digo de nuevo, este tipo sabe latín.

Te agradecería que nos dejaras un comentario sobre este artículo. ¿Crees que para convertirse en Personal Shopper Inmobiliario no es necesario haber sido antes un agente inmobiliario de éxito? Tu opinión nos interesa. Gracias.

¿Te gustó este Artículo? Compartelo en tus Redes

8 comentarios en ““El Agente que Soñó <br>con Ser Personal<br> Shopper Inmobiliario””

  1. Interesante tema, en definitiva si tenemos que ser y llegar a ser muy buenos agentes inmobiliarios para considerar introducirse al mundo de los personal shopper.
    Hay que seguir aprendiendo, estudiando y procurar cada día ser mejores o aprender algo nuevo de nuestro rubro, de manera que un día sea nuestros clientes quienes nos cambien de cancha.

    Gracias mil, desde El Salvador.

    • Buenos días Mario. Gracias por tu comentario. Sí, ser Personal Shopper se puede llevar a cabo en cualquier mercado. Sólo necesitas experiencia, conocer el negocio y saber como llegar a las personas que necesitan este servicio. Este servicio esta en demanda cada vez más. Sólo necesitas identificar quien lo solicita y ofrecer tu servicio de personal shopper. Un saludo cordial.

Deja un comentario

SUBIR