Ética Inmobiliaria:
“Las 5 Verdades
que Pocos te Dirán”.

| Saber Qué esta Bien y no Hacerlo, Implica Falta de Coraje.  

La ética inmobiliaria es un tema difuso, flexible, engañoso y con mucha nebulosa. Lo que para unos es ético en este sector; para otros no lo es. ¿Cómo definimos la ética profesional, la ética empresarial y a partir de ahí, la ética en el sector inmobiliario? No está muy claro. Peor aún, no se ha querido establecer una ética inmobiliaria de forma clara.

El  agente inmobiliario es el que menos culpa tiene de comportarse de forma poco ética en su profesión. Y lo digo así de claro. Y que lluevan las críticas.

Se exige ética a los agentes inmobiliarios y muchos la tenemos y la aplicamos. Sin embargo, se les exige ética empresarial a los asesores inmobiliarios  al mismo tiempo que algunos descubren que la ética de las promotoras y agencias para las que trabajan interpretan la ética inmobiliaria según les conviene. Su excusa es que mientras sea legal es ético.

Es muy fácil hablar de ética inmobiliaria o ética en el sector inmobiliario, cuando aquellos que la pronuncian no la entienden y/o la aplican poco. Por ejemplo, ¿Cuántas agencias inmobiliarias y promotoras tiene un Código Deontológico en su sitio web?

¿Por qué existe poca ética inmobiliaria? Te voy a exponer 5 verdades que pocos te dicen y que demuestran claramente por qué.

|  1.-  Ética Inmobiliaria: Gestionando en un Negocio Obsoleto.

Algunas agencias inmobiliarias y promotoras siguen un modelo de negocio obsoleto. Pretenden vender inmuebles hoy, con las mismas técnicas y estrategias de antaño. Un sistema de negocio obsoleto tiende a utilizar poca ética empresarial; porque al obtener unos resultados escasos, (pocas ventas debido a métodos desfasados), se tiende a vender de forma agresiva y saltarse las reglas morales en aras del bien económico.

Algunos que proclaman la virtud, la ética inmobiliaria, lo hacen para esconder que la aplican poco cuando llega el caso. Y el caso llega cuando no teniendo por qué ser ético, (nadie mirando, ni nadie se va a enterar), no se es. No es injusto el que no comete injusticias;  sino el que pudiendo ser injusto no lo es.

Pídele ética a un agente inmobiliario que no ha cobrado sus comisiones hace 2 meses. Pídele ética a un agente inmobiliario al cual tú le estas exigiendo ventas y resultados invirtiendo poco en publicidad, poco en formación y demostrando, (con pequeños detalles), que te interesa más el dinero que tus clientes y empleados.

Toda agencia inmobiliaria y promotora debe tener un código deontológico que sea público y al cual el cliente puede remitirse y exigir responsabilidades si no se cumple. Además ese código ético se debe cumplir con ventas o sin ellas.

| 2.- Ética Inmobiliaria: ¿Una Asignatura de los Cursos de Gestión Inmobiliaria?

A los agentes inmobiliarios hay que enseñarles con claridad lo que es la ética empresarial; en este caso ética inmobiliaria. Enseñar en los cursos de gestión lo que está permitido y lo que no como profesional; para que no hay malos entendidos y varias interpretaciones de la verdad. Si quieres que la ética emane desde dentro del individuo, explícale claramente lo que es y lo que se espera de ellos.

Esto no se hace en 1 hora o en 1 mañana. ¿Hay algún área en los cursos de gestión inmobiliaria, esos que dan titulación oficial, dedicada a la ética inmobiliaria o empresarial? Me temo que no.

Hay que educar en ética empresarial. La ética inmobiliaria o empresarial se enseña y se aprende. Dime qué es y dímelo claro. No, la ética no emana del corazón, emana del cerebro, porque se debe entenderlo que está bien y lo que no. Qué actuaciones son justas y cuáles no.

Se debe enseñar con claridad meridiana que la ética inmobiliaria es un conjunto de valores, normas y principios que refleja la cultura del sector inmobiliario para alcanzar una mayor sintonía con la sociedad respetando sus derechos y sus valores. Y definir claramente ese conjunto de valores, principios y normas.

La ética inmobiliaria debe combatir: la corrupción, el hostigamiento laboral, la difamación, las malas prácticas de negociación y los anuncios engañosos. Entre otras cosas.

| 3.- Ética Inmobiliaria: Explicando lo que Realmente Significa.

Es dificil exigir ética inmobiliaria en este sector cuando los agentes inmobiliarios no saben educar a sus clientes en cómo debe llevarse a cabo una transacción inmobiliaria con honestidad. Y te pongo un ejemplo. Muchos agentes inmobiliarios permiten a los propietarios que éstos “intenten engañar” a los compradores.

Los precios abusivos y el regateo de precio, (regateo no es lo mismo que negociación y se suele llamar negociación a lo que es puramente regateo),  es el ejemplo típico. Frases como: “Sabemos que el inmueble está sobrevalorado, pero lo ponemos  a $200.000 para luego rebajarlo si es necesario”.

Claro, si ves que el comprador tiene cara de imbécil se lo encajas a $200.000 siguiendo el argumentarlo de que este mundo es de los listos, de los espabilados; y no de los honrados.

En el fondo, la verdad es que “yo no lo compraría por este precio; sin embargo, si hay alguien que lo compre bienvenido sea. Tonto sería yo no venderlo por más si puedo”. Creer que el mundo es de los listos, no de los honrados se le confunde con ética inmobiliaria!  Hay muchos agentes inmobiliarios que creen de todo corazón que esto debe ser así.

| 4.- Ética inmobiliaria: Cuando Algunas Asociaciones Miran Hacia otro Lado.

Es dificil predicar ética inmobiliaria cuando algunas asociaciones inmobiliarias miran hacia otro lado cuando los promotores inmobiliarios sobrevaloran sus viviendas y utilizan publicidad engañosa. Claro, esto es el libre mercado.

Si engañosa. ¿O que llamas tú, por ejemplo, a poner la Memoria de Calidades en letra pequeña y en sólo 500 palabras?  ¿Qué llamas a esto? ¿Falta de papel?

Estar colegiado no es suficiente. La asociación tiene que poner un sistema de control o supervisión para que la ética empresarial y las buenas prácticas se cumplan. Claro, ¿quien va a ir en contra de sus amigos o colegas de profesión cuando estos están pagando una cuota mensual? Pocos. Ante un problema de ética la respuesta suele ser:

“Bebamos vino y hablemos de ética, pero eso de aplicarla, … lleva su tiempo y todo depende del cristal con que se mire”

Algunas asociaciones y colegios de  agentes inmobiliarios harían mejor en reformar muchos de los puntos de su decálogo de buena ética empresarial si quieren hablar de ética.

La forma en que están redactados el código de ética de la asociación y su contenido demuestra lo difusa que es la ética en el sector inmobiliario. Verborrea generalista que no especifica nada en concreto. En muchos casos estos decálogos son un mero trámite para lavar la cara. Y he leído muchos decálogos de colegios y asociaciones. Algunas, ni siquiera tiene uno.

| 5.- Ética Inmobiliaria en un Sector que no Está Regulado.

El hecho de que cualquiera pueda vender un inmueble que no es suyo, (aunque el propietario debe tener el derecho de venderlo directamente si quiere), nos hace vivir en el Lejano Oeste.

Es una vergüenza tener que hablar de ética inmobiliaria y mantener un sistema negocio y de representación como el que tenemos. Siempre habrá quien no se comporte de forma ética. Viene con el ser humano. Pero de ahí a que las prácticas turbias, (que son totalmente legales), abunden y en cierta forma se fomenten, va un trecho largo.

Leo en algunos decálogos de asociaciones que la ética debe estar presente en todas nuestras acciones. Sí, me vas a contar a mi que todos debemos decir siempre la verdad en un ambiente donde se premia el tergiversar la verdad, no decir toda la verdad y ser un pícaro.

Si quieres fomentar la ética en este sector, exígela de forma clara y concisa y da ejemplo. Crea un decálogo y exige por ley que todos la cumplan, pon los medios para supervisar que así sea y quien no la cumpla que se atenga a las consecuencias.

Hay que dejar de apelar a los buenos sentimientos de los demás, indicándoles lo que es la ética. No seamos ilusos. La ética se consigue cuando quien no la aplica paga por ello. Y paga de forma cara. Lo demás son discursos morales que suenan bien, pero no son prácticos.

Al niño cuando se porta mal, no se le premia, se le educa y se le demuestra con el castigo, (= sanción o corrección, para que no se diga que soy de los que “pegan a los niños”), que su mal comportamiento tiene consecuencias desagradables para él/ella.

Yo, que no soy precisamente un santo, mantengo una ética inmobiliaria en la cual creo y la cual fomento entre mis alumnos. Por supuesto, en algunas ocasiones mi forma de actuar que yo creo justa y moral, para otros es cuestionable. No pasa nada. Lo importante es que yo en mi corazón sé que he actuado con moralidad y justicia.

Que otros no lo vean así no me preocupa. Lo que me preocupa es que quien ha experimentado según él o ella mi supuesta injusticia o falta de ética no lo vea como yo.  Cuando esto sucede hay que hablar y aclarar las cosas.

Sin embargo, toda la verdad sea dicha. A mí me gusta seguir los principios de la ética inmobiliaria, porque el ser justo, consecuente, honrado y buena gente me hace ganar dinero. Mostrando mi ética inmobiliaria consigo que miles de alumnos sigan mis cursos, que me pidan asesoramiento y les alegre haberme conocido.  Eso se traduce en dinero y en oportunidades para ganar más dinero. Además, siendo ético y mostrando a mis alumnos como serlo, aporto mi parte para mejorar este sector. Y eso que no soy precisamente un santo. Si lo fuera…

Te agradeceríamos que nos dejaras un comentario sobre este artículo ¿Crees que la ética inmobiliaria es difícil de establecer en este sector? Tu opinión nos interesa. Gracias.

¿Te gustó este Artículo? Compartelo en tus Redes

7 comentarios en “Ética Inmobiliaria:<br> “Las 5 Verdades <br>que Pocos te Dirán”.”

  1. Muy interesante tu artíículo. Lo he leído porque he sido elegida como Presidente del Consejo de ETICA y Disciplina de ASPAI y s mi deseo fomentar la ética, ya que com mencionas en tú artículo la mayoría no lo aplica. Cada uno lo acomoda a su conveniencia y así no es. Saludos cordiales

  2. Me gustó mucho este tema, investigo sobre ética inmobiliaria: “Si quieres fomentar la ética en este sector, exijela de forma clara y concisa. Crea un decálogo y exige por ley que todos la cumplan, pon los medios para supervisar que así sea y quien no la cumpla que se atenga a las consecuencias”!! Lo recomendaré y lo aplicaré. Muchas gracias por su aporte.

    • Gracias Antonia por visitar mi blog y pro tu comentario. Es refrescante saber que algunas personas como tú se toman el tema de la ética empresarial en serio. Cuando asesoro a promotoras inmobiliarias siempre creamos un Código Ético que insertamos en su web. Un código ético sin términos académicos y en un lenguaje que llegue al lector, (lo digo para que lo tengas en cuenta cuando redactes el tuyo), e incluso promocionamos este Código con enlaces internos en las propiedades.Es una estrategia que funciona, no bien, sino de maravilla cuando promocionas tus nuevas viviendas en el extranjero. Este simple hecho aumenta las ventas de las nuevas promociones en más de un 20%. Lo sabemos porque analizamos los datos de visitas a esta página en concreto del sitio web del promotor con Google Analytics. Un cordial saludo y ánimo. redacta un Código Ético y súbelo a tu sitio web. Estarás mejorando el sector inmobiliario y con el tiempo muchas otras agencias y promotoras no les quedará más remedio que seguir tu ejemplo.

Deja un comentario

SUBIR